Introducción

Después de haber realizado el alicatado de una pared o la colocación de baldosas cerámicas en un suelo, puedes decorar o cubrir las juntas entre los azulejos. Además de evitar que penetre el agua y la suciedad entre unas piezas y otras, este trabajo da consistencia a baldosas y azulejos.

 

 

Así se hace el trabajo

Elimina con una esponja, estropajo o cuchilla los restos de pasta antigua que queda entre las baldosas. La superficie cerámica tiene que estar completamente seca. Para trabajar sin ningún impedimento, retira también todos los listones guía y otros accesorios que hayas colocado en suelos y paredes.

Para preparar el producto, mezclar 1 parte de agua por 2 de masilla. Batir bien la mezcla hasta obtener una pasta muy líquida y homogénea evitando que no queden grumos.

Aplicar la lechada de pasta después de dejarla reposar 5 minutos. El material preparado tiene una vida útil de aprox. 60 minutos antes de secarse por completo.

En paredes, extiende la pasta con una espátula de goma o una brocha. En el suelo utiliza un cepillo de goma con mango para evitar tener que extenderla agachado. La espátula o el cepillo debes utilizarlos siempre en posición diagonal a las baldosas para que la pasta de juntas penetre mejor. Al mismo tiempo, es importante retirar el exceso de pasta.

Transcurrido 20 minutos, pasar una esponja húmeda sobre el alicatado o el suelo. Después de que haya endurecido completamente en una hora, limpiar los restos con un trapo, o una esponja.

Encuentra
tu tienda más cercana