Introducción

El papel pintado es una forma económica y sencilla de decorar una habitación. En el mercado existe gran variedad de tipos y modelos con acabados específicos para todo tipo de paredes.

 

Preparación de la pared

Retira el papel antiguo si lo hubiera. Para hacerlo, hay que mojar la pared con agua o con una disolución de Bricofix Papel Pintado. Deja que se impregne unos minutos y después retíralo con una espátula. Hay que tener cuidado de no dañar el yeso de la pared.

La superficie a empapelar debe estar limpia, lisa y exenta de humedades. Si tiene irregularidades o grietas repáralas con masilla antes de empapelar. Si la pared estuviera pintada, rasca la pintura pasando un papel de lija. El papel vinílico se arranca fácilmente en seco tirando de la capa plástica. Para que el papel nuevo agarre mejora la pared, da una capa previa de cola con un rodillo o brocha en una proporción de 1 parte de Bricofix Papel Pintado por 70 de agua.
Coloca palillos en cada taco u orificio donde pienses volver a colocar estanterías o cuadros. Así no te costará localizar de nuevo los agujeros.

 

Empezar el trabajo

Antes de empezar a empapelar estudia bien la habitación. Si hay zonas conflictivas como chimeneas, ventanas, radiadores, etc. comienza a empapelar por ese lugar, en especial si es un papel con dibujos atrevidos.

Los muebles y la luz te ayudarán a disimular los fallos. Si no hay muchas dificultades, un buen comienzo es hacerlo por una pared larga y visible. Escogido el punto de inicio, con la ayuda de una regla larga y una plomada marca la verticalidad de la primera tira de papel. Desde este punto, traza sucesivas líneas paralelas equivalentes al ancho de cada rollo. Así sabrás en qué punto van a caer las juntas y podrás rectificar si no te gusta.

Corta la altura de las tiras de papel calculando unos 10 cm de más para repartir entre el techo y el suelo. Una regla metálica te servirá para sujetar el extremo del rollo.

Para asegurarte de que el corte es recto, dobla la tira por la línea de corte haciendo coincidir los bordes laterales. Presiona con el dedo o una regla y corta con tijeras.

Si hay algún tubo u otro impedimento en la pared que no se puede desmontar, debes calcular su lugar exacto en la tira de papel. Mide la distancia hasta el lateral más próximo y la distancia que hay hasta el suelo. Corta después desde abajo, justo hasta el lugar de la intersección. Una vez colocada la tira de papel, debes perfilar el corte recortando alrededor del tubo con el cutter.


Encolar el papel

Marcar sobre la mesa de trabajo la altura a la que tienes que cortar las tiras de papel, te ayudará a realizar este trabajo con rapidez.

Corta en tiras todo un rollo de papel. Si el papel es estampado, numéralas para que sepas el orden de colocación y casen bien unas con otras. El papel se coloca a tope de juntas sin que monte una encima de la otra.

Coloca una tira de papel sobre la mesa. Empieza a encolar media tira por la parte central hacia el extremo superior y después hacia los bordes dejando que el papel se humedezca de manera uniforme. Plegar la parte encolada hacia el centro de la tira de papel. Procura no manchar la mesa ni ensuciar el papel en ningún momento.

Actúa igual con la otra parte de la tira y pliega hasta casi juntarlo con la parte doblada.

Deja empapar el papel durante unos minutos para que esté flexible antes de colocarlo, ya que suele encoger al absorber el agua.

Coloca una tira de papel sobre un brazo para que se no se desgarre. Sobre la escalera, despliega el extremo superior de la tira de papel alineándolo perfectamente sobre la primera línea vertical marcada como referencia.

Deja una solapa de 5 cm de papel sobre la arista del techo (quedará otra similar en el suelo). Desdobla después el resto de la tira y alisa con un cepillo el papel contra la pared para extraer las burbujas de aire. El movimiento del cepillo tiene que ser de arriba a abajo y del centro hacia los laterales.

Colocada la tira de papel, conviene hacer presión con un rodillo sobre las juntas para que adhiera bien sobre la pared. Si quedan burbujas de aire, aplica un poco de cola con una jeringuilla pinchando el papel sobre la burbuja y presiona después con el cepillo.

Para cortar los rebordes de papel sobrante en techo y suelo, utiliza un cutter o cuchilla con la ayuda de una regla metálica.
Si sobra cola por las juntas, limpiar con un trapo ligeramente humedecido en agua para evitar ensuciar el papel.

 

Colocar papel vinílico

Si trabajas con papel vinílico hay que tener en cuenta varios aspectos. Si su base es papel o plástico, se encolará normalmente impregnando la pared previamente con Bricofix Papel Vinílo Grueso, diluido al 50 por ciento con agua.

Si su base es otra, por ejemplo algodón, se colocará aplicando la cola en la pared de manera uniforme con un rodillo o brocha. Se aplica sólo cola para una tira, no dejando pasar más de 10 minutos antes de colocar el papel.

La colocación del papel resulta más cómoda si se introduce un palo de escoba por el rollo y se tira hacia abajo, mientras otra persona alisa con una esponja. 
Como el papel vinílico no pega entre sí, utiliza una cuchilla con la ayuda de una regla metálica para cortar las partes que se superponen.

 

Esquinas y rincones

Para empapelar una esquina, debes medir la distancia existente desde la última tira colocada hasta la esquina. A esta medida se le suman 3 ó 4 cm. para que la banda de papel pueda doblar la esquina. Corta la tira de papel y colócala fijándola bien a la pared, sin olvidar hacer pequeños cortes si la esquina no está completamente vertical. Este truco evita rugosidades y burbujas. La primera tira de la otra pared colócala sobre los centímetros puestos de más. Asegúrate de que se termina en una verticalidad perfecta sobre la que seguir poniendo las tiras.

 

Remates en puertas y ventanas

En las puertas es importante evitar que el borde de la tira coincida con sus esquinas. Deja colgar el largo del papel por encima de la moldura de la puerta. Señala en el papel la posición del ángulo superior y haz un corte en diagonal desde el borde del papel hasta la esquina del marco. Deja 2 cm de más en ambas direcciones y corta el papel sobrante. Con ayuda de una espátula, introduce el papel sobrante entre las molduras.

En huecos interiores de ventanas, hay que hacer llegar cuantas tiras de papel quepan hasta el cerco, doblándolas sobre el dintel. El resto puedes cubrirlo con retales sobrantes de papel.

En los extremos, deja colgar la tira igual que en el cerco de la puerta. Hay que realizar cortes horizontales en el borde superior e inferior del papel y doblar. Si la tira no cubre todo el hueco, añadir retales como si fuera una esquina. 
El corte horizontal en el alféizar de la ventana debe superar unos 2 ó 3 cm el voladizo. Después dobla el papel y alisa como si fuera la junta con el techo. En los salientes que encuentres, realiza cortes laterales y repasa el pegado.

 

Enchufes y elementos eléctricos

Cuando cubras con una banda de papel un enchufe o interruptor, asegúrate primero de que está cortada la corriente. Después, palpando en la pared, localiza dónde está el interruptor y practica cortes en diagonal formando un aspa y abre las alas del papel. Corta el recuadro dejando libre la anchura de la caja y piensa que los cortes tienen que quedar ocultos tras los embellecedores, interruptores o enchufes.

 

Frisos decorativos

Los frisos y cornisas son bandas de papel decorativas que se pegan encima del papel pintado o pintura. Marca una línea recta de referencia donde van a ir colocados y comprueba la horizontalidad con el nivel. Encola la tira de papel, pliégala en acordeón y procede a colocarla de la misma forma que un papel pintado. Si es necesario hacer inglete, solapa los dos tramos perpendiculares entre sí y corta la banda de papel en diagonal con cutter y una regla. Retira los sobrantes y vuelve a pegar.

 

Empapelar un arco

Si vas a empapelar una arco o una superficie curva, empapela primero las caras anterior y posterior de la pared donde se abre el arco. Recorta las tiras dejando 3 ó 4 cm de más para hacer una pestaña de papel cada 25 ó 30 mm. Si se trata de papel vinílico, corta a ras. Pégalas sobre el grueso del muro. El empapelado del grosor del arco se hace con una banda adicional del ancho del mismo, pasando el cepillo de abajo hacia arriba. Si utilizas dos bandas de papel, procura que la junta quede en el centro del arco.

Para trabajar con comodidad, retira de la habitación todos los muebles que puedas o cubrelos en el centro de la habitación con sábanas o papel. Desmonta estanterías y retira todos los accesorios, como apliques o cuadros.

Hasta que la cola del papel no esté totalmente seca, no hay que colocar los muebles de nuevo en su sitio.

Encuentra
tu tienda más cercana