Introducción

A los elementos tradicionales de la decoración de interiores en el hogar, se ha sumado un material con gran variedad de formas y elementos que se utiliza cada vez más: el poliestireno expandido. Es muy ligero, sencillo de instalar y económico. Placas para techos y molduras son los elementos más populares.

 

Empezar el trabajo

Busca el centro del techo trazando las diagonales con la ayuda de un cordel trazador entizado o una regla. Lo puedes hacer trazando diagonales hacia las esquinas o perpendiculares al centro de las paredes. Después, remueve la cola para poliestireno expandido hasta que adquiera una consistencia cremosa y aplícala sobre la moldura o placa, nunca sobre el techo.

Extiende la cola suavemente con la espátula sin presionar demasiado ya que la pieza se puede deformar. Coloca las piezas sin dejar juntas mientras la cola permanece fresca (unos 20 minutos). Empieza a colocarlas utilizando como guía las líneas centrales de la habitación dibujadas anteriormente en el techo.

 

Colocar la moldura decorativa

Las molduras pueden colocarse pegadas a la pared o separadas de la misma unos centímetros. Si lo haces así, marca una línea paralela separada 5 cm del techo. Mide la longitud de la pared y trata de hacer el menor número de cortes en las tiras de moldura.

Colocaremos la moldura comenzando por un extremo. Se corta a inglete el extremo de una moldura con la guía de corte, asegurándonos de hacerlo correctamente para que coincida exactamente con la otra parte. Los cortes a inglete son distintos según sea el ángulo o esquina e izquierda o derecha. Después de asegurarte de que has hecho el inglete correcto encola la moldura y coloca presionándola suavemente sobre la pared o el techo.

Existen cornisas cóncavas que pegadas a la pared te servirán además para rematar juntas imperfectas y para ocultar los cables eléctricos o de algún aparato de música.

Encuentra
tu tienda más cercana