Introducción

Dentro de las casas, es casi imprescindible en las cocinas y cuartos de baño. También en vestíbulos y pasillos, especialmente en las unifamiliares. El tipo de baldosa varía en tipos y tamaños. Las baldosas vidriadas estándar y el gres, el material estrella por su dureza e impermeabilidad, se colocan con Bricofix cemento Cola Gris.

 

Nuestro consejo

Si sólo quieres colocar alguna baldosa suelta o deteriorada, debes sacarla haciendo palanca con un destornillador. Procura no dañar la siguiente baldosa sobre la que se presiona. 
Si está deteriorada, pica el hueco con martillo y cincel. Hay que dejar perfectamente limpio el agujero y en la superficie de la baldosa no debe quedar rastro de cemento antiguo.

Sobre el reverso de la baldosa, coloca una pelladas de cemento cola en laterales y centro. Ajústala después a nivel con el suelo y después, coloca una pasta para juntas cuando el cemento cola ya esté seco. 
Cuando se coloque el pavimento hay que prever pequeñas juntas de dilatación para que no rompan o salten las baldosas.

Así se hace

Antes de colocar un revestimiento comprueba el estado de la superficie. Aplicar pasta niveladora para mejorar la adherencia. Si pavimentas sobre baldosas antiguas, comprobar que estén todas bien adheridas al suelo.

A continuación, quitar todas las puertas que abran hacia la habitación en la que vas a trabajar. El nuevo suelo levantará como mínimo 1 cm y si no eres precavido, no podrás abrir o cerrar las puertas. Cuando sepas la altura que ha ganado el suelo, cepillar y lijar los bajos de las puertas. 

Hacer una colocación en seco de un grupo de baldosas para comprobar cuál va a ser el resultado final. Así podrás rectificar, teniendo en cuenta el lugar donde quieres que queden las baldosas juntas, hay que poner especial cuidado en los pasos de las puertas para conseguir sensación de continuidad.

Con la ayuda de una escuadra trazar dos líneas que formen ángulo recto. Deben indicar la primera hilera de baldosas enteras que vas a colocar. Las piezas restantes se cortarán a medida desde estas líneas hasta la pared. Sobre las líneas, coloca dos listones guía y comprueba de nuevo el ángulo recto.

Prepara la mezcla de cemento cola. En una artesa o gaveta, poner 1 parte de agua y 3 de cemento cola gris. La mezcla debe ser homogénea y sin grumos, con un batidor acoplado a la taladradora no tendrás problema. Dejar reposar 10 minutos la masa y remueve otra vez. Puedes trabajar con la masa durante 3 horas aproximadamente. Tienes 10 minutos para rectificar sin problemas aquellas baldosas que no estén bien alineadas.

Extiende a continuación el producto con una llana dentada en áreas pequeñas de trabajo. La primera baldosa hay que colocarla en el ángulo recto marcado para que te sea más fácil la continuación.
Para conseguir juntas uniformes, utiliza cuñas o crucetas de plástico. Comprueba periódicamente el nivel de las baldosas. Si es necesario, golpea con una maza de goma sobre la baldosa para corregirle el nivel. 
Mide el tamaño de las piezas cortadas junto a las paredes o donde haya accidentes como tubos, cercos, etc... Para cortes complicados, prepara primero una plantilla y utiliza brocas de widia o sierras de carburo de tungsteno especiales para recortar baldosas.

Para pegar las baldosas es mejor colocar pelladas de cemento cola sobre la propia pieza y presionar sobre ella hasta igualar el nivel. Una vez colocadas todas las baldosas, vierte agua sobre ellas para que, penetrando por las juntas, mejore la adherencia.

Limpia todos los restos de cemento cola y dejar secar entre 24 y 48 horas antes de rellenar las juntas con pasta especial para juntas.

Encuentra
tu tienda más cercana