Cómo evitar la condensación en las ventanas

Te damos las claves sobre cómo evitar la condensación en las ventanas
Comparte este contenido: 
0
Durante el invierno es muy habitual encontrar condensación en las ventanas. Para que esto se produzca entran en juego muchos factores que no podemos controlar en su totalidad. No obstante si aplicas de forma correcta los consejos que te mostramos a continuación, al menos, reducirás en gran medida la condensación de tus ventanas. Así que si quieres saber cómo evitar la condensación en las ventanas, ¡sigue leyendo!

Por qué se da la condensación en las ventanas

Lo que provoca la condensación pueden ser actos cotidianos que repetimos en el día a día. Por ejemplo, tomar una ducha de agua caliente, abrir la puerta del horno cuando esté está encendido, cocinar al vapor… Además de esto, también suelen intervenir otros factores como pueden ser la zona en la que vivas o la orientación de tu hogar hacia el sol.

Por estos y otros motivos te queremos dar unos consejos sencillos sobre cómo evitar la condensación en las ventanas de tu vivienda. ¡Toma nota y acaba con este problema!

 

Ventila con frecuencia

Este consejo es beneficioso para muchos aspectos, no solo si tienes problemas de condensación de ventanas. Ventilar con frecuencia es muy importante para que tu hogar mantenga un perfecto ambiente en cuanto a olores, condensación y limpieza.

Cuando ventilamos renovamos el aire de nuestra vivienda y además regulamos la temperatura interna del mismo. Ventilar durante 10 o 15 minutos puede conseguir auténticas maravillas en cuanto a la condensación de ventanas. Se reduce considerablemente el riesgo de que se empañen los vidrios de las ventanas y de que se genere una humedad excesiva.

Ventila con frecuencia tu hogar

 

Alíate con un deshumidificador

Si aún no sabes qué es un deshumidificador sigue leyendo, porque se puede convertir en uno de tus principales aliados para combatir la condensación en las ventanas. Un deshumidificador tiene como principal objetivo extraer la humedad del aire de la estancia en la cual esté situado.

Si colocas un deshumidificador en aquellas habitaciones en las que exista una gran condensación lograrás que la humedad disminuya y que el ambiente sea mucho más saludable y confortable. Te ayudará sin duda a evitar la condensación en las ventanas.

Coloca un deshumidificador en las habitaciones más húmedas

 

Vigila las habitaciones con humedad alta

Debes tener en cuenta que hay habitaciones de la casa que acumulan mucha más cantidad de humedad que otras, lo que se traduce en una mayor condensación en las ventanas. Las tareas domésticas como cocinar, poner el lavavajilas o secar la ropa suelen afectar negativamente en este sentido, ya que ayudan a acumular aún más humedad.

Intenta en la medida de lo posible aplicar todos los consejos que te hemos contado en este post, en estas habitaciones más vulnerables. Por ejemplo, procura tener un deshumidificador de aire en el baño para cuando te duches, no coloques la ropa a secar en la habitación más húmeda de la casa e intenta tener las ventanas abiertas cuando abra la puerta del horno o del lavavajillas recién terminado.

Vigila las habitaciones más húmedas

 

Aísla bien puertas y ventanas 

Un efectivo aislamiento en puertas y ventanas puede conseguir verdaderos efectos positivos para tu día a día en tu hogar. Además de evitar la condensación en las ventanas, también te ayudará a mantener la temperatura de tu casa caliente en pleno invierno. 

Es cierto que lo ideal es asegurarse de que la fachada de tu vivienda o edificio esté totalmente aislada, ya que con esta solución ya verías como el problema se palia en cierta medida. No obstante, como esta solución es algo más costosa, te recomendamos que optes por aislar las ventanas y las puertas de la forma más efectiva posible. En nuestras ferreterías puedes encontrar todo tipo de productos para conseguir el efecto deseado.

Aísla bien tus ventanas y puertas

 

Instala extractores de aire en baños y cocinas

Es una de las mejores opciones para evitar la humedad en estas dos estancias de la casa que, por excelencia, suelen ser húmedas. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que es posible instalar un extractor de aire en cualquiera de las dos habitaciones de las que hablamos. 

Para ello necesitas disponer de un conducto de ventilación abierto que no esté obstruido en cualquiera de sus tramos. De lo contrario el problema se agravará. No obstante si todo está correctamente, solucionarás fácilmente los problemas de condensación en las ventanas y de humedad en estos lugares de la casa.

Instala un extractor de aire en baño y cocina

 

Estos son los sencillos consejos para saber cómo evitar la condensación en las ventanas de tu hogar. Y tú, ¿llevas a cabo algún otro truco? ¡Cuéntanos!

  • Su Privacidad
  • Cookies estrictamente necesarias
  • Cookies de análisis
  • Cookies de funcionalidad o personalización
  • Cookies de publicidad compartamental
Centro de Preferencias de Privacidad

Su Privacidad

Las cookies y otras tecnologías similares son una parte esencial de cómo funciona nuestra Plataforma. El objetivo principal de las cookies es que tu experiencia de navegación sea más cómoda y eficiente y poder mejorar nuestros servicios y la propia Plataforma. Así mismo, utilizamos cookies para poder mostrarte publicidad que sea de tu interés cuando visites webs y apps de terceros. Aquí podrás obtener toda la información sobre las cookies que utilizamos y podrás activar y/o desactivar las mismas de acuerdo con tus preferencias, salvo aquellas Cookies que son estrictamente necesarias para el funcionamiento de la Plataforma. Ten en cuenta que el bloqueo de algunas cookies puede afectar tu experiencia en la Plataforma y el funcionamiento de la misma. Al pulsar “Confirmar mis preferencias”, se guardará la selección de cookies que has realizado. Si no has seleccionado ninguna opción, pulsar este botón equivaldrá a rechazar todas las cookies. Para más información puedes visitar nuestra Política de cookies

Centro de Preferencias de Privacidad
Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en "Configuración de cookies". También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón "Aceptar todas las cookies". Para más información puedes visitar nuestra Política de cookies.
ACEPTAR TODAS LAS COOKIES
Configuración de cookies